Los Incoterms

El problema al que se enfrentan las empresas cuando celebran contratos mercantiles y que residen en diferentes países es la inexistencia de una legislación mercantil común a la que pueda someterse el contrato firmado. Las empresas pueden optar por utilizar los Incoterms, que no teniendo fuerza legal (no son obligatorios), son de aceptación voluntaria por las partes.

Los International Commerce Terms son cláusulas internacionales que estipulan las obligaciones del comprador y vendedor en cuanto a la entrega y el transporte de la mercancía. Son elaborados por la Cámara de Comercio Internacional (CCI), con sede en Paris. Incorporar un Incoterm al contrato de compravente no significa, que en caso de conflicto, éste se haya de remitir a la corte de arbitraje de la CCI.

Se han publicado numerosas revisiones, y todas las ediciones de los incoterms pueden ser aún empleadas, solamente se ha de especificar en el contrato de compraventa la edición a la que se refiere. Siempre van acompañados de un lugar geográfico, generalmente el punto donde se efectúa la entrega de la mercancía. La última versión es la de 2010.

Las cuatro principales obligaciones que incluyen todos y cada uno de los incoterms son: el reparto de gastos de transporte y seguro, la entrega (transmisión de riesgos y gastos), los despachos de importación y exportación, y para qué tipo de transporte puede utilizarse.

Se suelen agrupar por categorías:
E: EXW – “Salida” – El vendedor pone las mercancías a disposición del comprador en los propios locales del vendedor; esto es, una entrega directa a la salida.
F: FCA, FAS y FOB – “Sin pago del transporte principal”- el vendedor se encarga de entregar la mercancía a un medio de transporte elegido por el comprador.
C: CFR, CIF, CPT y CIP – “Con pago del transporte principal” – el vendedor paga y contrata el transporte sin asumir los riesgos tras la entrega.
D: DAT, DAP y DDP – “Llegada o destino” – el vendedor soporta todos los riesgos y gastos hasta hacer llegar la mercancía a destino.

Como se puede apreciar, es de suma importancia conocer cada uno de los Incoterms, y reflejarlos correctamente en el contrato de compraventa, ya que a través de ellos se representan los riesgos y las responsabilidades de cada parte. Tienen una aceptación masiva, y son básicos en el comercio internacional.

Anuncios

ALIANZAS ESTRATÉGICAS: LA COOPERACIÓN EMPRESARIAL

Son acuerdos entre dos o más empresas independientes, que compartiendo parte de sus capacidades y/o recursos, y sin llegar a fusionarse, llegan a tener una interrelación para realizar una o varias actividades que contribuyan a incrementar sus ventajas comparativas.

Son lo que podríamos denominar “matrimonios empresariales”. Las empresas mantienen su propia identidad jurídica, y una relación de dominio no es considerada alianza, al igual que en un matrimonio. Es imprescindible la confianza mutua. Pueden dar lugar a una nueva estructura o no; como los múltiples modelos de “familia” que encontramos actualmente.

Existen ciertas diferencias con un matrimonio al uso. Por ejemplo, las alianzas estratégicas son vigiladas por los organismos para la Defensa de la Competencia, y tienen una duración limitada, debido a que las necesidades son cambiantes. Esto es, las alianzas estratégicas conducen a un “divorcio empresarial”, y se sustentan en ser beneficiosas para ambas partes; cuando esto deja de ser así, cada uno se separa y sigue su camino en solitario. El romanticismo se desvanece, o se saca provecho, o no interesa mantener la alianza.

Las motivaciones están bastante claras, mayor eficiencia, compartir costes y riesgos, retener a empleados innovadores, anticiparse a los competidores, superar barreras comerciales, diversificación, etc. Todas ellas se resumen en la búsqueda de efectos de crecimiento o de poder de mercado y de sinergias/complementariedades.

Pero como todo en esta vida, estos “matrimonios empresariales” tienen riesgos. Requieren de una gran coordinación, que implica no sólo tiempo sino dinero. Existe un importante riesgo tecnológico, de disipación, difuminación o pérdida de la ventaja tecnológica. Un riesgo cultural, ya que si los estilos de gestión de ambas empresas son muy diferentes, puede que no lleguen a entenderse. Además de un riesgo competitivo, hay que tener cuidado que tu “pareja” no se vuelva contra ti, y se convierta en un competidor más fuerte.

Hay que prestar atención con quién “emparentamos”, para facilitar ese proceso de “divorcio”. Las diferencias irreconciliables suelen ser el principal motivo…

LEVERAGED BUY OUT (L.B.O)

El leveraged buy out, o la compra apalancada, es la adquisición de una compañía, financiando una parte significativa del precio de compra mediante el uso de deuda. El principal riesgo de esta operación es que supone un fuerte incremento en el apalancamiento de la empresa adquirida.

La deuda queda doblemente asegurada. Por una parte, por el patrimonio o la capacidad crediticia del comprador, y por otra, por lo activos de la empresa adquirida y sus futuros cash-flows (flujos de caja).
Como es lógico, no todas las empresas son candidatas a ser adquiridas mediante leveraged buy out. Las aptas han de reunir una serie de características: han de ser empresas con alta capacidad de generar fondos suficientes y estables, y sin importantes necesidades de caja en el futuro; empresas con una alta cuota de mercado, maduras en un sector maduro. Los beneficios estables y una buena gerencia son requisitos ineludibles.

Los participantes implicados son: el comprador, el banco de inversión, los inversores y el vendedor. El banco de inversión es el consejero u organizador del L.B.O. Generalmente no toma parte activa en la gestión de la empresa, pero suele tener una fuerte representación en el consejo de administración.

Hay diferentes tipos de inversores, en función del nivel de rentabilidad-riesgo que estén dispuestos a asumir. La deuda principal corresponde a los prestamistas principales. Los prestamistas de entresuelo o subordinados, asumen un mayor riesgo, adquiriendo bonos de alto rendimiento o bonos basura (junk bonds). Los inversores en acciones, suelen ser empresas de capital riesgo, las cuales esperan obtener un alto rendimiento tras la venta de las acciones ( de su revalorización).

Mercado de Deuda Pública Anotada

El mercado de deuda pública anotada es el mercado de renta fija en el que se negocian activos financieros emitidos fundamentalmente por el Tesoro Público, y en menor medida, por las Comunidades Autónomas y otras instituciones públicas.

Es un mercado en vanguardia, que ha ido evolucionando conforme el desarrollo de las plataformas electrónicas que lo sustentan avanza.

Los activos negociados son de renta fija, representados mediante anotaciones de cuenta. El emisor más importante es el Estado. Éste realiza sus operaciones a través de la Dirección General del Tesoro y Política Financiera (DGTPF), un organismo dependiente del Ministerio de Economía de Hacienda, lo que para el público de a pie es el “Tesoro”.

La finalidad de este mercado es doble, por una parte financiera y por otra monetaria. Desde el enfoque financiero, cubre las necesidades de financiación del déficit público. El monetario, hace referencia a que los activos financieros negociados son utilizados en las operaciones de política monetaria realizadas por el Eurosistema.

Los instrumentos financieros emitidos son las Letras del Tesoro, últimamente anunciadas en televisión, y los bonos y obligaciones del Estado. Para las Comunidades Autónomas, se utiliza el término “pagaré”, cuya equivalencia son las Letras del Tesoro, instrumentos emitidos al descuento, con vencimiento a corto plazo.
El precio mínimo de suscripción de una Letra del Tesoro son 1000€ y para un bono u obligación 5000€, y posteriormente en forma de múltiplos de mil.

Son lo que muchos llaman, “valores seguros”, inversiones que no reportando una alta rentabilidad, no entrañan gran riesgo, pero cuidado, tan sólo hay que echar un vistazo a la situación de Grecia, para darnos cuenta que no siempre es así. Un ejemplo claro de que la renta fija, conlleva riesgos, aunque no se aprecien a primera vista.

Los mercados financieros, un primer acercamiento

Los mercados financieros son un conjunto de lugares y procedimientos a través de los cuáles se produce el contacto entre los ahorradores y los inversores.

Las principales funciones son facilitar el contacto entre oferentes y demandantes de fondos, fijar los precios de los activos financieros, y reducir los plazos de contacto y los cotes entre agentes económicos. En la medida en que estas funciones se cumplan, el mercado será más eficiente.

Se clasifican en las siguientes categorías:
a) En función del grado de formalización: los mercados organizados, en los que las normas están establecidos, y los no organizados, conocidos como mercados OTC (over the counter).
b) En función del plazo de las operaciones: mercado al contado o spot, cuya liquidación es a corto plazo (entre 1 día y 1 semana), y el mercado a plazo o forward.
c) En función de la fase de negociación de los activos: mercado primario y mercado secundario.
d) En función del tipo de activos financieros negociados: mercados monetarios, caracterizados por un vencimiento a corto plazo, líquidos y sin riesgo; y mercados de capitales.
e) En función del grado de intervención de las autoridades: mercados libres,; y mercados regulados, en lo que existe algún tipo de intervención de las autoridades públicas.

Es importante conocer una clasificación sencilla, como ésta, para que cuándo nos hablen de activos financieros, seamos capaces de intuir en que mercados se negocian.

Warrants

El Warrant da derecho a la compra de una o varias acciones de una sociedad concreta a un precio previamente fijado y en un plazo también establecido. Son similares a las opciones de compra, pero tienen una duración mayor y además se negocian en las Bolsas, mientras que las opciones lo hacen en los mercados derivados. Una de las principales diferencias radica en que en el caso de los Warrants, hay un emisor, y el resto solo pueden adquirirlos, esto es, un particular no puede ser emisor de warrants.

Otorgan a su tenedor el derecho, que no la obligación a comprar (call warrant) o vender (put warrant) una cantidad determinada de un activo subyacente, a un precio prefijado (precio de ejercicio o strike) a lo largo de toda la vida del warrant o hasta su vencimiento. Para adquirir ese derecho el comprador debe pagar el precio del warrant, la prima. La cotización de un warrant representa en todo momento el precio a pagar por adquirir el derecho. En España se negocian en el mercado de Renta Fija de la Bolsa de Madrid.

Los warrants se compran y se venden en Bolsa del mismo modo que las acciones. En el mercado hay disponibles cientos de warrants para su negociación, por lo que es importante seleccionar el warrant adecuado en concordancia con el activo subyacente seleccionado. No solo se diferencian por precio, también por su potencial de desarrollo y actuación, que es diferente según sean sus períodos de vencimiento y sus precios de ejercicio. Suelen tener precios más ajustados que las opciones, y una liquidez mayor.

Es común asociar el concepto de warrant con el de obligación, puesto que en muchos casos las obligaciones se ponen a la venta junto con el warrant. La obligación y el warrant, aunque se emiten juntos, son dos títulos independientes: el obligacionista podrá mantener los dos, vender uno de ellos, o vender los dos.

Leaders of the world, we need you!

The leadership style is characterized by the way you interact with your colleagues, supervisors, family and friends. An organization’s success depends on the top leadership and management style. Mission, vision, objectives and goals can be achieved with the proper understanding of business culture. It is imperative that leaders and managers work together to build a strong corporate culture, behavior and unified team in pursuit of success.

Leadership style influence level of motivation. Command-and-control leadership is the primary style in our society. With today’s changing technology, an individual must be willing to abandoned old skills and learn new ones. The ability to adapt is achieved through self-development programs. Being able to prevent problems is a motivating force. Front line employees may be aware conflicts, but they don’t have the authority to take action and have learned not to be concerned. Supervisors are only concerned with elements that management thinks are important. As a result, management takes action only when problems become too big to ignore. Out of training and on the job, motivation level will depend on the leadership style they work under. Under command-and-control leadership, ambitions will be associated with maintaining the status quo. Under worker responsibility, ambitions will be associated with opportunity. They will continually expand their skills as the need or as opportunity arises.

Self-motivated people are goal motivated. Once they conquer one goal, they establish another. Every goal is a learning process. Companies that attract and keep this type of person stay on the leading edge. Recognition is important; it builds positive self-esteem. By itself, its benefits are short lived. Long-term benefits are achieved when the employee feels the job could not have been done without them. With a common goal, team members support each other until success is achieved. For this reason, team motivation is extremely powerful and useful in matrix organization. The exchange of ideas, information and testing the results, adds to the motivating force. As a result, each member seeks to be a leader of quality input.

Effective leaders review the past to learn trends, patterns, mistakes and successes, and then they scan what is happening at the moment to see where they are, and then they look to the future to see where they need to be. The ability to learn from the past, observe the present, and focus on the future is a rare, but critical success factor taught in leadership skill development workshops and practiced by effective leaders.