“BUSINESS ANGELS”, Los ángeles de la guarda

Los business angels o “inversores particulares” son personas físicas (empresarios, directivos de empresas, emprendedores, ahorradores, etc.) con una alta capacidad de inversión, que impulsan el desarrollo de proyectos empresariales con alto potencial de crecimiento, sobretodo en sus primeras etapas de vida. No sólo proporcionan capital, también aportan valor añadido a la gestión. Y es esto último lo que les diferencia de los inversores tradicionales, su implicación en la gestión de la empresa, bien a través de sus conocimientos técnicos y/o de su red de contactos personales.

Su modo de actuación es similar al de las entidades de capital riesgo, son inversores que invierten su propio dinero, sobretodo en las comienzos de vida de una empresa, (cuando más se necesita). La decisión de invertir escapa a lo estrictamente financiero, pueden hacerlo por satisfacción personal, vinculación familiar y suelen invertir en zonas próximas a su lugar de residencia, ( será para controlar de cerca en qué se invierte su dinero, y si se hace apropiadamente).

La rentabilidad suele ser generalmente inferior a la obtenida por las entidades de capital riesgo, pero también son inferiores los importes invertidos. Los business angels suelen invertir entre 25.000€ y 250.000€, o el 25% de su capital a disposición. La media de cantidad invertida en Europa ronda los 80.000€, aunque depende del tipo de sector, y la región. La desinversión suele ser a medio plazo, entre 3 y 5 años.

Las Redes de Business Angels son organizaciones con el objetivo de acercar pequeñas y medianas empresas, nuevas o en fase de crecimiento, con inversores informales y privados. Cumplen dos funciones principales: reunir a los business angels y aumentar la eficacia de su proceso de contacto con proyectos de inversión interesantes.

Los business angels son los ángeles de la guarda de las PYMES en fases iniciales, esos “mecenas”, que confían prácticamente a ciegas en ti, y en tu proyecto empresarial, proporcionando dinero y conocimientos para que tu sueño se haga realidad.

SGR (SOCIEDADES DE GARANTÍA RECÍPROCA)

Son sociedades mercantiles constituidas por empresarios, con capital variable, cuyo objeto es prestar garantías, mediante aval o cualquier otro medio admitido, a favor de sus socios, para que éstos puedan llevar a cabo sus empresas.

Existen dos tipos de socios: partícipes y protectores. Los partícipes son a los que se les presta la garantía de la sociedad; deben ser pequeños y medianos empresarios y cumplir los requisitos establecidos en los estatutos de la sociedad de garantía recíproca. Los socios protectores, como su propio nombre indica, ofrecen las garantías. Entre los principales socios protectores, encontramos a las cajas de ahorros, cámaras de comercio, diputaciones, asociaciones de empresarios, bancos, etc.

Sus funciones consisten en conceder avales que permitan a las PYMES acceder a la financiación bancaria y facilitar el acceso a las líneas de financiación privilegiada, para poder obtener mejores condiciones en sus créditos.

El papel de los socios protectores ha sido de vital importancia para la creación y desarrollo de estas sociedades. Digamos que han sido “peces gordos”, que en vez de sistemáticamente comerse a los pezqueñines, los han protegido.

En el País Vasco las sociedades de este tipo más destacadas son Elkargi S.G.R. y Oinarri S.G.R.