Central de Información y Riesgos del Banco España (CIRBE)

La Central de Información de Riesgos del Banco de España es un servicio público que gestiona una base de datos en la que aparecen prácticamente todos los préstamos, créditos, avales y riesgos que las entidades financieras tienen con sus clientes. Es por ello, que está sujeta a fuertes medidas de seguridad. El encargado de la administración y gestión de dicho servicio es el Banco de España.

Para cada uno de esos riesgos, consta la titularidad y la información más relevante. No es una base de datos de morosos, sólo de riesgos vigentes. Las entidades han de declarar mensualmente la totalidad de los riesgos que tienen asumidos y los titulares a quienes corresponden; el importe mínimo de declaración es de 6,000 euros.

Cumple con dos objetivos fundamentales, como son:

– Facilitar a las entidades declarantes datos necesarios para el ejercicio de su actividad. Por ejemplo, un banco debe conocer los riesgos contraídos que tiene un potencial cliente, antes de concederle el préstamo, para en base a ello, ajustar el tipo de interés.

– Permitir al Banco de España ejercer sus competencias de supervisión e inspección de las entidades de crédito.

Es importante destacar, que cualquier persona (física o jurídica) puede solicitar los datos declarados en la CIRBE a su nombre, de dos formas: en persona, en la sede central del Banco de España o en cualquiera de sus sucursales, o bien por correo postal.

En resumen, la CIRBE sirve para que las entidades de crédito conozcan los riesgos que van a contraer con cada unos de los clientes, y con esa información valoren, tanto la concesión como las condiciones de los préstamos que ofrecen.

El Instituto de Crédito Oficial (ICO)

El ICO, es una entidad de crédito, que posee ciertas peculiaridades. Se constituyó en 1971 bajo la forma de entidad pública empresarial. Tiene la consideración de Agencia Financiera del Estado, y está adscrita al Ministerio de Economía.

Colabora con el resto de entidades financieras y atiende las necesidades de financiación que el sistema privado no cubre, o lo hace tan solo parcialmente. También gestiona los instrumentos de financiación oficial a la exportación.

Tiene dos funciones principales:

– Como entidad de crédito especializada: financia a medio y largo plazo las inversiones productivas de las empresas establecidas en España. Actúa mediante las líneas de mediación y/o las Operaciones directas.

– Como Agencia Financiera del Estado: facilita financiación por indicación expresa del Gobierno, a los afectados por situaciones de graves crisis económicas, catástrofes naturales (por ejemplo: una granizada que echa a perder cosechas…) u otros supuestos semejantes.

El ICO actúa previa dotación de fondos públicos y/o mediante compensación de diferenciales de tipos de interés. Merece una especial atención, ya que hay muchos que no saben de dónde procede el dinero del ICO. Es un poco, como el dicho popular de: “Hacienda somos todos”. Al final los fondos para que este instituto pueda realizar su tarea son fondos públicos, así que se han de utilizar sólo cuando sea necesario, y con cautela, puesto que no son “gratis”, ni mucho menos.

La Comisión Europea

La Comisión Europea representa y defiende los intereses de la Unión Europea en su conjunto. Una de sus principales características es que es un organismo independiente de los gobiernos nacionales.

La Comisión elabora las propuestas para las nuevas leyes europeas, que posteriormente presenta al Parlamento Europeo, y al Consejo. Es también el brazo ejecutivo de la UE, por lo que es responsable de aplicar las decisiones del Parlamento y del Consejo, y de velar por que los tratados y las leyes europeas se respeten. Además gestiona los asuntos cotidianos de la UE.

Está formada por un miembro de cada país. Cada uno de ellos es responsable de un ámbito político determinado. Los miembros de la Comisión, a su vez, están asistidos por unos 25.000 funcionarios, que en su mayoría trabajan en Bruselas. A pesar de ser nombrados por los Gobiernos, los miembros de la Comisión responden ante el Parlamento Europeo.

El actual Presidente de la Comisión Europea es José Manuel Durão Barroso, que renovó por su segunda vez su mandato en febrero de 2010. El Presidente es elegido por el Consejo Europeo, que también designa a los demás Comisarios de común acuerdo con el Presidente nombrado.

El Banco Europeo de Inversiones, “una mano que ayuda”

El Banco Europeo de Inversiones (BEI), establecido por el Tratado de Roma y creado en 1958, es el banco de los préstamos a largo plazo de la Unión Europea (UE). Es propiedad de los 27 países de la UE, y tiene su sede en Luxemburgo.

Funciona pidiendo prestado dinero en los mercados de capital ( en vez de sacarlo del presupuesto de la UE) para prestarlo en condiciones favorables a proyectos acordes con los objetivos políticos de la UE.

Trabaja sin ánimo de lucro, concediendo créditos a un tipo de interés próximo al coste de pedir el dinero prestado, su función es el “bien común”. Entre sus destinatarios se encuentran desde grandes empresas a municipios y pequeños negocios.

En 1994 se creó el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) para ayudar al desarrollo de las pequeñas y medianas empresas (PYME) de crecimiento rápido que operan en el sector de las nuevas tecnologías.

El BEI concede créditos bancarios a medio y a largo plazo, mientras que el FEI está especializado en operaciones de capital de riesgo y en garantías para las PYME.

Aproximadamente el 90% de los créditos se destinan a programas y proyectos en el interior de la UE. Aunque también concede préstamos a los países candidatos y a los países en vías de desarrollo.

Presta dinero para proyectos tales como conexiones ferroviarias y por carretera, aeropuertos o programas medioambientales, especialmente en las regiones menos favorecidas.