Robert Schuman, el “papi” de Europa

Nunca está de más recordar quiénes fueron los “padres” de esa realidad que hoy llamamos Unión Europea.

Uno de ellos fue Robert Schuman (Luxemburgo, 1886- Lorena, 1963). Fue ministro de Asuntos exteriores en el país galo, con una sólida carrera política e ideas centristas demócrata-cristiano. Como resultado de compartir una ideología similar, estableció relaciones con los líderes democristianos de Alemania (Konrad Adenauer) e Italia (Alcide de Gaspari). Juntos impulsaron la idea de una integración europea que velara por la paz y la prosperidad del continente viejo.

En 1950, el 9 de mayo (día de Europa), Robert Schuman, en colaboración con Jean Monnet, puso en marcha el denominado Plan Schuman. Dicho plan, fue considerado como la primera propuesta oficial para la construcción de una Europa integrada. Y supuso el punto de partida de la Europa comunitaria, la Unión Europea.

Su plan consistía en la creación de una comunidad franco-alemana para aprovechar el carbón y el acero de ambos países, bajo una administración conjunta. Se unieron a esa administración Italia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo, dando origen a la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA). La CECA fue la antesala del espacio de libre circulación de personas, mercancías y capital, que es ahora la Unión Europea.

En conmemoración a la declaración de Schuman, el día 9 de mayo, se estableció en la cumbre de Milán de 1985 como el Día de Europa.

Anuncios

Personalidades: Warren E. Buffett

Un nombre que aparece constantemente en el mundo de las “inversiones” es el del archiconocido como el “Oráculo de Omaha” (Nebraska). Warren E. Buffett es, a la edad de 80 años, según la prestigiosa revista norteamericana Forbes, el tercer hombre más rico del mundo, con una fortuna estimada en 50 mil millones de dólares.

0413_warren-e-buffett_416x416

Es el presidente de Berkshire Hathaway Inc., una de las compañías más grandes del mundo por capitalización bursátil, y debido a la forma de gestionar este holding se ha hecho famoso, tanto por sus proezas, como por sus enseñanzas.

El informe anual de la compañía es seguido con gran entusiasmo por muchos inversores, no tanto por la importancia de las cuentas anuales, si no por las lecciones sencillas y en tono sarcástico que el propio Buffet relata a través de sus páginas. Su riqueza acumulada constituye un poderoso argumento para que se le preste atención, sobre todo en un país como Estados Unidos donde el éxito empresarial tiene la más alta consideración en la escala de valores. Aunque lo curioso de Buffet respecto a otros magnates, es que su fortuna se ha construido, al menos en una gran parte, a través de la inversión, no de la actividad empresarial propiamente dicha. De ahí que se le consideré un auténtico gurú y sus declaraciones siempre tengan un alto grado de repercusión.

Una de sus peculiaridades a la hora de invertir, es que huye de las empresas tecnológicas, de hecho él mismo bromea con este tema, afirmando que lo más tecnológico que quiere a su alrededor es un chicle. No invierte en empresas que estén de moda, sino en empresas que cuando cambien las modas, probablemente sigan estando ya que siempre han estado. El quid de la cuestión radica en encontrar dichas empresas, y a buen precio…