Central de Información y Riesgos del Banco España (CIRBE)

La Central de Información de Riesgos del Banco de España es un servicio público que gestiona una base de datos en la que aparecen prácticamente todos los préstamos, créditos, avales y riesgos que las entidades financieras tienen con sus clientes. Es por ello, que está sujeta a fuertes medidas de seguridad. El encargado de la administración y gestión de dicho servicio es el Banco de España.

Para cada uno de esos riesgos, consta la titularidad y la información más relevante. No es una base de datos de morosos, sólo de riesgos vigentes. Las entidades han de declarar mensualmente la totalidad de los riesgos que tienen asumidos y los titulares a quienes corresponden; el importe mínimo de declaración es de 6,000 euros.

Cumple con dos objetivos fundamentales, como son:

– Facilitar a las entidades declarantes datos necesarios para el ejercicio de su actividad. Por ejemplo, un banco debe conocer los riesgos contraídos que tiene un potencial cliente, antes de concederle el préstamo, para en base a ello, ajustar el tipo de interés.

– Permitir al Banco de España ejercer sus competencias de supervisión e inspección de las entidades de crédito.

Es importante destacar, que cualquier persona (física o jurídica) puede solicitar los datos declarados en la CIRBE a su nombre, de dos formas: en persona, en la sede central del Banco de España o en cualquiera de sus sucursales, o bien por correo postal.

En resumen, la CIRBE sirve para que las entidades de crédito conozcan los riesgos que van a contraer con cada unos de los clientes, y con esa información valoren, tanto la concesión como las condiciones de los préstamos que ofrecen.

¿Por qué a pesar de la crisis financiera en la que estamos inmersos, el Sistema Financiero Español “sobrevive”?

Esta es una pregunta que muchos se plantean hoy en día. A pesar de la dureza con la que la crisis actual nos azota, España va tirando como puede.

Son pocos los que reconocen, unos por ignorancia, y otros por puras convicciones políticas, que por una vez España lo hizo bien, para variar.

La causa de que no estemos totalmente hundidos en la miseria es la Provisión Estadística. La provisión estadística para insolvencias fue creada por el Banco de España, a mediados del año 2000. El objetivo era crear una provisión aun sin haber indicios de que se fuese a producir la insolvencia. El por si acaso del lenguaje llano, ha sido la panacea del Sistema Financiero Español, especialmente de las Entidades Financieras.

Gracias a esa “obligación” de constituir una provisión, han tenido un colchón que ha amortiguado la terrible caída sufrida. Y ha permitido que, a pesar de la crisis, que como todos sabemos, nos afectó, nos incumbe, y por lo que parece, lo seguirá haciendo durante un tiempo, a duras penas puedan sobrevivir.

No todon deben ser reproches, cuando las cosas se hacen bien, se han de reconocer y alabar.