Robert Schuman, el “papi” de Europa

Nunca está de más recordar quiénes fueron los “padres” de esa realidad que hoy llamamos Unión Europea.

Uno de ellos fue Robert Schuman (Luxemburgo, 1886- Lorena, 1963). Fue ministro de Asuntos exteriores en el país galo, con una sólida carrera política e ideas centristas demócrata-cristiano. Como resultado de compartir una ideología similar, estableció relaciones con los líderes democristianos de Alemania (Konrad Adenauer) e Italia (Alcide de Gaspari). Juntos impulsaron la idea de una integración europea que velara por la paz y la prosperidad del continente viejo.

En 1950, el 9 de mayo (día de Europa), Robert Schuman, en colaboración con Jean Monnet, puso en marcha el denominado Plan Schuman. Dicho plan, fue considerado como la primera propuesta oficial para la construcción de una Europa integrada. Y supuso el punto de partida de la Europa comunitaria, la Unión Europea.

Su plan consistía en la creación de una comunidad franco-alemana para aprovechar el carbón y el acero de ambos países, bajo una administración conjunta. Se unieron a esa administración Italia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo, dando origen a la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA). La CECA fue la antesala del espacio de libre circulación de personas, mercancías y capital, que es ahora la Unión Europea.

En conmemoración a la declaración de Schuman, el día 9 de mayo, se estableció en la cumbre de Milán de 1985 como el Día de Europa.

¿Por qué en la bandera de Europa hay sólo 12 estrellas?

La bandera de la Unión Europea, es el símbolo de la unidad e identidad de Europa en un sentido amplio. El círculo de estrellas doradas representa la solidaridad y la armonía entre los pueblos de Europa.

La historia de la bandera se remonta a 1955. La Unión Europea existía solamente bajo la forma de Comunidad Europea del Carbón y del Acero y estaba formada por seis Estados miembros. El Consejo de Europa se había creado varios años antes, con un número mayor de miembros, para defender los derechos humanos y promover la cultura europea. Ambos organismos llegaron a un acuerdo sobre cómo debía ser la bandera común.

El Consejo de Europa animó a otras instituciones europeas a adoptar la misma bandera y el Parlamento Europeo la aceptó en 1983. Finalmente, en 1985, la bandera fue adoptada por los Jefes de Estado y Gobierno de la UE como emblema oficial de la Unión Europea. Todas las instituciones europeas la utilizan desde 1986.

El número de estrellas no tiene nada que ver con el número de Estados miembros. Hay doce estrellas porque el número doce es tradicionalmente el símbolo de la perfección, lo completo y la unidad. Por lo tanto la bandera no cambia con las ampliaciones de la UE. En distintas tradiciones doce es un número simbólico que representa la integridad aunque también es, por supuesto, el número de meses del año y el número de horas que aparecen en la cara del reloj. El círculo es un símbolo de unidad. El diseñador, de profundas creencias cristianas, se inspiró en el azul del manto de la virgen de la Catedral de Estrasburgo, para crear el fondo.